La ESO constituye uno de los ciclos educativos que tiene que ser cursado obligatoriamente por todas las personas menores de 16 años que residan en España. Cursar la ESO no tiene ningún coste si se hace en los centros públicos de Educación Secundaria en España. Este ciclo educativo consta de 4 cursos académicos que se cursan mayoritariamente entre los 12 y 16 años aunque existen modalidades diferentes dirigidas específicamente para personas adultas.


El título de graduado en ESO que se obtiene al superar este ciclo permite el acceso directo al Bachillerato y a los Ciclos Formativos de Grado Medio. Desde el punto de vista del trabajo, es un título prácticamente imprescindible para poder acceder a la mayor parte de los puestos que ofertan las empresas y la práctica totalidad de las oposiciones para funcionarios del estado.

El Gobierno de España y las administraciones educativas de cada comunidad autónoma son los encargados de fijar los contenidos y objetivos mínimos que forman este ciclo de formación básica común. De la misma manera, son los responsables de fijar la política criterios de convalidación nacional e internacional en caso de movilidad geográfica del estudiante durante esta etapa.

La ESO se estructura en dos ciclos:

  • PRIMER CICLO: 1º, 2º y 3º de ESO.
  • SEGUNDO CURSO: 4º de ESO.

En el caso de las personas adultas, es decir, para aquellos alumnos mayores de 18 años,la ESO se estructura en sólo 2 cursos académicos que pueden ser cursados en modalidad presencial o a distancia.

Entre los principales objetivos que pretende este ciclo educativo se encuentran:

  • Incrementar los conocimientos mínimos de cultura general en el campo de las humanidades, la tecnología, la ciencia y el arte.
  • Crear hábitos y responsabilidades relacionadas con el estudio y el trabajo.
  • Obtener los conocimientos necesarios para acceder posteriormente a los estudios de Bachillerato o a los CIclos Formativos de Grado Medio.
  • Obtener una formación que permita la inserción en el mundo del laboral.