La escolarización de niños y niñas en España es obligatoria a partir de los 6 años, por lo que los alumnos deben incorporarse a los centros independientemente de que hayan cursado o no alguna de las etapas o cursos anteriores correspondientes a la Educación Infantil.

La educación obligatoria se extiende hasta los 16 años y está formada por dos etapas: primaria y secundaria.

Los alumnos procedentes de Sistemas educativos de países extranjeros entre los 6 y 12 años de edad deberán incorporarse al curso correspondiente de la Educación Primaria que las autoridades educativas consideren oportuno atendiendo a la edad, historial académico y circunstancias personales del alumno.